¿Por qué es tan importante el análisis forense en la era digital?

Uno de los mayores retos de la sociedad actual consiste en frenar los delitos informáticos. La cibercriminalidad sigue aumentando en nuestro país y el resto del mundo de forma exponencial. Entre los ciberdelitos más destacados, tenemos que señalar el phishing, el ransomware y los ataques a los dispositivos IoT. En este sentido, la informática forense juega un papel crucial tanto en la investigación como en la detección de estos actos delictivos.

Los ciberdelitos aumentaron en 2022 un 72 % respecto al 2019. Aunque el Ministerio del Interior ha empezado a adoptar medidas con campañas de concienciación y una mayor dotación de recursos para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, la figura del perito de informática es clave en este contexto. Estos profesionales tienen que encontrar las evidencias y dar respuesta inmediata ante la gravedad de la situación actual.

¿Qué es el análisis forense informático?

La única manera de combatir la ciberdelincuencia es recopilando las evidencias digitales. Sin embargo, nos encontramos con procedimientos muy nuevos, incluso, la legislación se encuentra con lagunas y deficiencias. En este sentido, el análisis forense informático, como disciplina que combina la tecnología de la información para encontrar pruebas admisibles para la justicia, empieza a tener mayor protagonismo.

Este proceso, que se tiene que llevar a cabo con total rigurosidad, sigue los procedimientos que la ley permite para garantizar la integridad de las evidencias. Se trata de un estudio detallado de los sistemas TIC en los que se produce una incidencia de seguridad.

Los profesionales en esta materia, que cada vez tienen mayor demanda laboral, deberán recopilar los registros en los ordenadores, portátiles, dispositivos móviles, sistemas en la nube, correos electrónicos o cualquier medio digital. El objetivo es identificar el autor del delito, las causas, el método que empleó y establecer un protocolo de seguridad que garantice la prevención.

Los datos recopilados deberán someterse a un análisis para identificar si existe un patrón o conducta fraudulenta. Por ello, es necesario documentar cada uno de los pasos, incluso, explicar los métodos que se utilizan cuando un hallazgo es de importancia en un proceso legal.

La investigación de los delitos informáticos en la sociedad actual

El número de delitos que se cometen a través de la tecnología TIC sigue en aumento y parece que no tiene freno. En este aspecto, hay varios profesionales que intervienen y trabajan de forma coordinada para dar respuesta a esta problemática. Además de los peritos informáticos y telemáticos, también están los detectives informáticos y la policía judicial.

En la mayoría de los casos, las personas se sienten indefensas cuando ocurre un delito de vulneración de la intimidad y privacidadciberacosoextorsión económica, etc. El desconocimiento en general y la falta de educación para adoptar prácticas que protejan a las empresas y particulares llevan a que sean víctimas de los ciberdelincuentes. Por dicho motivo, estos profesionales se han convertido en un pilar importante y pieza clave en una sociedad híbrida, donde es prácticamente imposible vivir sin la tecnología.

En conclusión, si ocurre alguna presunción de delito, lo más conveniente es contactar con una empresa especializada en este sector, como LIFe. Este laboratorio forense informático, en constante innovación, es todo un referente por la calidad de sus servicios. El rigor analítico y procedimental le ha permitido ganarse la confianza de sus clientes y resolver los casos con garantía de éxito.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *