Consejos para medir y definir el valor de la marca

Una marca es un nombre o un logo asociado con el producto o servicio. La influencia producida por una marca en las decisiones tomadas por los clientes se denomina «brand equity», el valor de la marca. En pocas palabras, es la forma en que los clientes reconocen por qué una empresa es diferente de las demás y mejor que su competencia.

Claramente, los clientes forman sus opiniones sobre las marcas después de interactuar con ellas. Por ejemplo, puede ser tan simple como la experiencia directa con el producto. Esta experiencia, si se repite a lo largo del tiempo, sienta las bases para el valor de la marca.

El valor de la marca es el sueño de todas las empresas, pero no todas son capaces de construirlo. No hay que preocuparse, el camino para alcanzar este objetivo está claramente definido por otras marcas que ya lo consiguieron, como maktagg. A continuación se describen los pasos que hay que dar.

valor-de-marca

1. Definir los valores y posicionamiento

El primer paso crítico es dejar clara la posición de su empresa. La posición es lo que la empresa representa, por lo que es muy recomendable que evites abogar por un número ridículo de posturas o valores. Cada empresa es única y no puede ser experta en muchas áreas. El ejemplo que hemos escogido, es una agencia marketing digital.

No necesitas contratar a un profesional para que te ayude a definir los valores. Todos los jefes de la empresa deben sentarse y discutir las características que la hacen única. Me doy cuenta de lo obvio que esto suena, pero la mayoría de las empresas, especialmente las pequeñas, se saltan este paso para ir directamente a la obtención de beneficios.

2. Declarar estos valores

Cuando se define la posición de la marca, es necesario que los clientes también lo sepan. Esto se hace a través de la declaración de valores. No sólo se repite la fórmula descrita en el paso anterior, sino que también da la razón de ser de la posición.

Todas las marcas tienen una historia de creación, llena de eventos extraordinarios y desarrollos impredecibles. En esencia, todas las empresas tienen historias que pueden contarse a los clientes para darles una razón por la que unos valores específicos han sido seleccionados.

Un ejemplo sencillo. Nunca te ha gustado la comida rápida porque no es saludable. Por lo tanto, el restaurante que abriste promete «comida realmente saludable» para los clientes porque está hecha de productos orgánicos. Eso es todo, puedes empezar a escribir la historia de tu marca usando sólo esta información.

Otro ejemplo sería: vamos a crear una agencia marketing moda que rompa con todo lo establecido y se sincere de verdad con su target objetivo.

3. Darle vida a la historia

El ejemplo que he escrito arriba necesita ser traído a la vida. Esto significa que no debe ser un estado ideal inalcanzable, sino el negocio en sí mismo. Por ejemplo, la decoración del local, el portfolio compuesto por diseños originales, y otros elementos deben parecerse a tus valores y a tu historia.

Si ocultas la verdad sobre tu negocio, no tienes ninguna historia que contar a la gente. Eres sólo otra empresa cuyo objetivo es ganar más dinero. Para los clientes, sería mucho más difícil relacionarse contigo. No tener nada en común equivale a menos clientes.

4. Identificar los elementos medibles del valor de la marca

Hay varios de estos elementos que podrían utilizarse para medir la experiencia del cliente, incluida la asociación de la imagen, el alcance y el conocimiento de la marca.

Por ejemplo, el conocimiento de la marca es un elemento que indica el éxito del producto o servicio que ofreces. El alcance muestra cuán «lejos» brilla el foco de atención. Por último, la asociación de imagen demuestra los valores y promesas que hacen las marcas.

5. Utiliza enfoques tanto cuantitativos como cualitativos para recoger los datos

Hay tantos métodos diferentes para recopilar datos sobre como crear valor de marca, que hay que utilizar al menos uno de cada categoría. Esto significa que se deben tomar medidas tanto cualitativas como cuantitativas para explorar la motivación, el proceso de toma de decisiones y las percepciones de la marca.

Hay formas directas de medir el valor de la marca, entre ellas:

Encuestas a los clientes. Este método es muy bueno porque puede revelar los desafíos de la vida real con tus productos y las formas de mejorar. Por ejemplo, se puede preguntar a los clientes qué es lo que encuentran más útil en tus productos o si recomendarían los productos a sus amigos y por qué.

Monitoreo de feedback en las redes sociales. Los usuarios de Facebook e Instagram suelen mantener conversaciones activas sobre los productos que prefieren comprar. Analizando estas conversaciones, puedes mejorar tus productos para satisfacer las necesidades de los clientes.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *